Translate

viernes, 13 de julio de 2012

GRUPO DE ALABANZA



(Instrucción para grupos de alabanza)

Música bíblica
INTRODUCCIÓN:
L a música es muy importante en la vida del ser humano. Desde tiempos muy antiguos, ha sido utilizada con diferentes propósitos. El móvil de la alabanza hebrea, fue en su totalidad dedicado al Creador, Jehová Dios. En nuestras Iglesias tenemos esto en común con ellos, ofrecemos alabanza a la misma persona.
DIOS
Encaminado para aquellos que hayan experimentado el llamado de Dios al ministerio musical, este estudio se presenta como una herramienta que tiene como finalidad orientar a hermanos que deseen integrar grupos de alabanza.
¿Qué podemos aprender del ministerio musical que Dios instituyó usando reyes, levitas, sacerdotes y profetas en el pueblo de Israel? Eso es, precisamente, lo que trataremos en este estudio.
Esta claro para la mayoría de los maestros cristianos, que lo que sucedió en el Antiguo testamento hoy nos trae enseñanza, ya que aquello fue sombra de esto que hoy vivimos. Haciendo un análisis —aunque superficial—, podremos extraer ciertas peculiaridades de la música que ofrecieron los ungidos de Jehová en el Antiguo testamento, y mencionar la manera del cómo podemos hoy aplicarlas en la Iglesia.
Esta es, en pocas palabras, la intención de este análisis.
Sinceramente,
MIZRAIM CASTILLO

ANTECEDENTES:
En la Biblia hay muchas referencias a la música y el canto relacionadas con la adoración a Dios; como también en otros contextos (Génesis 4:21; 31:27; 1 Crónicas 25:1; Apocalipsis 18:22)
La primera alusión a la música que encontramos en las escrituras, esta en Génesis 4:21, “... Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta”. Probablemente fue él y sus hijos, quienes crearon los primeros instrumentos, y quienes se dedicaron por primera vez al estudio de los sonidos.
La música fue usada por el pueblo de Dios como parte importante en las celebraciones. Cuando festejaban la liberación que Dios les otorgó frente al mar rojo, el regreso victorioso de los caudillos: Jefté, David y Saúl (Éxodo 15; Jueces 11:34; 1 Samuel 18:6,7)
En las dos ocasiones que fue transportada el arca a Jerusalén, hubo regocijo, danza, instrumentos y cantores (1 Crónicas 13:8; 15:16)
MANDAMIENTO:
En los últimos días de David, Dios habló por boca de dos profetas: Natán y Gad. Se debía crear un sistema organizado para ofrecer la música en el santuario (1 Crónicas 23:1-5; 2 Crónicas 29:25,26)
Esta organización musical fue preciosa. Dios era digno de ser “en gran manera alabado”, la mención de que sólo trompeteros había 120, nos da una idea de todo aquello (2 Crónicas 5:12,13)
Tristemente, el pueblo decaía en su adoración. Esto hacía que la música también se deteriorara. Pero, cuando hubo las reformas de Josías y Ezequías, y también las del regreso del exilio a Babilonia, se procuró incluir la música que Dios había indicado que deseaba (2 Crónicas 29:25-28; 35:15; Esdras 3:10) Después, cuando Nehemías inauguró el muro de Jerusalén, los cantores y los músicos contribuyeron en gran manera al gozo de la ocasión.
Aunque en el Nuevo Testamento no se hace referencia, otras fuentes como el Talmud indican que la música vocal-instrumental permaneció en el templo hasta su destrucción en el año 70 E.C.
ORGANIZACIÓN:
El rey David dispuso 4000 levitas para el servicio musical (1 Crónicas 23:4,5) 288 eran cantores instruidos y aptos (1 Crónicas 25:7) Todo el programa musical, estaba bajo tres músicos expertos: Asaf, Hemán, y Jedutún (Probablemente llamado también Etán) Cada uno descendía respectivamente de las tres familias de la tribu de Leví. Por lo que las tres familias estaban representadas en la organización musical del templo (1 Crónicas 6:16; 31-33; 39-44; 25:1-6)
Los tres tenían un total de 24 hijos, quienes estaban entre los 288 músicos peritos. A los hijos, mediante suertes, se les nombraba líderes de una división de 11 músicos preparados. Por lo que: [24×11=288] Si, 288 músicos preparados que al igual que los sacerdotes, hacían 24 grupos, los cuales servían también por turno en el templo.
3
Si los 3712 músicos (aprendices) restantes, estaban organizados de igual forma, entonces a cada uno de los 24 grupos se les añadían 155 hombres. Esto significa que a cada músico capacitado, le correspondían, o estaban a su cargo aproximadamente otros trece que se hallaban en diferentes niveles de preparación (1 Crónicas 25:1-31)
Los trompeteros eran sacerdotes, por lo que se contaban aparte (2Cr. 5:12 Compárese con Nm. 10:8)
INSTRUMENTOS:
Por nombre, la Biblia menciona más de una docena de instrumentos. Podemos clasificar a algunos de la siguiente manera:
De cuerda: arpa, salterio, decacordio, cítara.
De viento: zampoña, flauta, trompeta, cuerno.
De percusión: címbalos, tamboriles, pandero.
Estos instrumentos eran finos. No se escatimó su calidad, pues serían para el servicio de Dios. La Biblia menciona que las arpas y los instrumentos de cuerda estaban hechos con la más selecta madera importada: madera de sándalo. Asimismo, las trompetas eran de plata.(1 Reyes 10:11,12; Nm. 10:2)
Al igual que las escrituras, otros manuscritos que datan de antes de la era común, dan testimonio de la calidad de estos instrumentos. Y no sólo del equipo, sino de la competencia de los músicos de Israel. Los rollos del mar muerto afirman que los trompeteros tenían que ejecutar “señales complicadas” como una sola voz. Y claro, aparte de que para esto debían ser excelentes músicos, también debían tener instrumentos adecuados.
En la dedicación del templo, la Biblia narra que “a una” ejecutaban la música. Esto quiere decir que no había ninguna disonancia en la orquesta (2 Cr. 5:12,13)
Sus ofrendas y varias actividades más, iban acompañadas de música (Nm. 10:10) “Y en el día de su alegría, y en sus solemnidades, y en los principios de sus meses, tocarán las trompetas sobre sus holocaustos y sacrificios de paz. Y les serán por memoria delante de su Dios. Yo, Jehová su Dios”.
CANTORES:
Había cantores y cantoras (Eclesiastés 2:8) Aunque al parecer, las cantoras no servían en el templo (2 Cr. 5:12; Nm. 2:39; 12:27-29)
Canto antifonal: Un aporte de Israel a la música, según los estudiosos1, fue el canto antifonal. Es decir, los cantores o bien se dividían en dos grupos, alternándose al cantar (unos cantaban algo, y los otros les respondían), o era un solista que alternaba con el resto de cantores. Hoy esto lo conocemos cuando nos alternamos hombres y mujeres en ciertas canciones, como cuando cantamos los hombres: “No puede estar triste un corazón que tiene a Cristo”, y las mujeres contestan: “No puede estar triste un corazón que tiene a Dios” (Éxodo 15:21; 1 Samuel 18:6,7) Vea el estilo del salmo 136, también vea (Nehemías 12:31,38; 40-42)
www.iglesiasoldadosdejesucristo.co
Los cantores tenían un trabajo importante. No tenían otro deber (como era el caso los demás levitas), sino sólo dedicarse al canto (1 Cr. 9:33) Ellos eran un grupo especial, se les clasificaba por separado de los demás levitas (Esdras 2:40,41; 7:18-26; Nehemías 7:1; 11:23; 13:10)
COMENTARIO:
Personalmente, no tengo duda alguna de que la música del pueblo de Dios era magnífica. Y todos conocían la importancia que ésta tenía. Israel sobresalía en la música de todos los pueblos de la época. La fama de sus músicos era grande. Cuando otro pueblo resultaba más fuerte, entre otras cosas, pedían por tributo músicos. Este fue el caso de Senaquerib, cuando le pidió a Ezequias como tributo hombres y mujeres cantores.
Eran afinados y preparados. Para dirigir a los demás debían tener el conocimiento requerido (1 Cr. 15:21,22; 25:1,7)
Todo esto se concibe en una idea, esencialmente, “Dios es digno de ser en gran manera alabado” Amén, ¡¡¡¡¡¡HAAALELUUYAAAAAAA!!!!!!
APLICACIÓN:
Para nosotros, los cristianos de hoy, el antiguo testamento nos sirve como referencia; como enseñanza. Conocemos más a Dios por medio de las escrituras, porque: “Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16 y 17) Aquí el Apóstol habló del antiguo y nuevo testamento, (versículos 14 y 15)
Pues bien, hay enseñanza que podemos rescatar de todo esto que hemos visto. Considerando un principio: No estamos bajo la ley, Dios no nos obliga a nada, y ningún ministro de Él tampoco.
Aunque es muy difícil que los cristianos hoy en día llegásemos a la calidad musical ejercida por el pueblo de Israel (en distribución, estructura y organización), si tenemos la posibilidad de adoptar el enfoque de Dios en cuanto a la música que ofrendamos como su pueblo.
Para esto vamos a extraer ciertas características ajustables a nosotros como agrupación cristiana de alabanza. Todo esto, dentro de nuestras [reales] posibilidades.
1. Para que haya celebración, en verdad debe haber Alegría, Regocijo, Gozo y Júbilo proporcionado por la Fe y el Agradecimiento a Dios de la victoria que hemos recibido en Cristo Jesús. Todo esto por medio del Espíritu Santo, porque parte del fruto del Espíritu es GOZO (Gálatas 5:22), y los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios (Romanos 8:14) Ya lo dijo el Apóstol, “REGOCIJENSE en El Señor SIEMPRE, otra vez les digo: REGOCIJENSE”, y “Estén SIEMPRE gozosos”
2. Es voluntad de Dios que haya orden en los actos que llevamos a cabo en la Iglesia. Esto no quiere decir que los aplausos, danza, gritos de júbilo etc. sean desorden, pues Dios mismo inspiro y acepto la alabanza ofrecida de esta manera. El orden de Dios significa ORGANIZACIÓN; por lo que de la manera más seria-agradable, se debe distribuir a los
5
participantes del grupo en responsabilidades-autoridades específicas, dividiendo así TODO el trabajo.
3. Es necesario que los miembros sean APTOS para desempeñar el ministerio que les corresponde. Esto incluye, como es natural, una conducta propia de un cristiano (al buen entendedor...) Bien, se debe contar con la instrucción técnica necesaria para cantar, tocar, ó dirigir a los demás miembros (es preciso estar preparado)
NOTA IMPORTANTE: Esto no quiere decir que TODOS deban ser expertos en lo que hacen para participar en el grupo, el mínimo grado corresponde a los aprendices. Esto es, pueden participar-aprender, siempre y cuando estén en condiciones de hacerlo, y quien este a cargo (un entendido), considere que ya pueden intervenir. De esto podemos desprender que una función importante del grupo de alabanza es INSTRUIR a otros en la música. Si, de la manera que nuestro Señor Jesucristo instituyó a los apóstoles, profetas, pastores, evangelistas y maestros a fin de preparar a los santos para la obra del ministerio, también los músicos deben bendecir habilitando a los santos para la obra del ministerio musical. La Iglesia en realidad, debe ser un centro de capacitación.
4. EL PROGRAMA MUSICAL: Debe estar a cargo del Director.
5. IMPORTANCIA: La palabra no menciona que algunos actos en la reunión sean más importantes que otros. El momento de alabanza en el programa, tiene la misma importancia que cualquier otro acto en la Iglesia (Diezmos-ofrendas, comunión, sermón, etc.) Inclusive, si usted recuerda, en una ocasión descendió la presencia gloriosa visible de Dios, mientras la congregación cantaba. En otra ocasión, un profeta de Dios, solicitó música para entrar en el Espíritu y hablar palabra de Dios.
6. INSTRUMENTOS: En principio, cualquier cosa que ofrezcamos a Dios (ya lo dijimos, dentro de nuestras posibilidades), debe ser de lo mejor. Busque una buena calidad para tributarle a Dios su instrumento.
7. FUNCIONES-RESPONSABILIDADES: Como lo habrá notado, cada afirmación que estamos haciendo, la derivamos de lo que sucedió cuando Dios ordenó la manera del cómo habrían de glorificarle en alabanza. Lo mismo haremos a continuación, cuando hablemos de cada ministerio en lo particular que ejercen los hermanos que se involucran en un grupo de alabanza, dividiéndolos en tres:
Cantores: Podemos inferir que los cantores son muy importantes, y su participación requiere de un esfuerzo y aprendizaje constantes. Hay dos cosas que alcanzamos a rescatar de lo que vimos: *Sobre el hecho de la ESPECIALIZACIÓN, que no se les exigían otras tareas como al resto de sus hermanos, no deben descuidar su preparación vocal, es muy IMPORTANTE.* Acerca del canto antifonal (característico de la alabanza ofrecida a Dios durante miles de años), es necesario que entiendan lo que esto significa, alternándose en voces y tipos de voces. Buscando interactuar entre ellos y con el solista. Explorando precisamente sobre voces y arreglos de voces que puedan hacer.
Músicos: No menos ni más importantes son los músicos. A manera similar, también es preciso que se cultiven musicalmente hablando, y dominen su instrumento. La música para Dios no tiene que pedirle nada a la música del mundo (en cuanto a destreza), ya hemos visto que los del pueblo de Israel eran excelentes ejecutantes comparados con sus contemporáneos. Habilidosos, con talento, ingenio y agudeza se impusieron sobre sus pueblos vecinos proclamando que tenían un Dios digno de suprema alabanza. No es fácil, se requiere de muchos
www.iglesiasoldadosdejesucristo.co
6
años, pero Dios vale el esfuerzo y lo suministra también. Ellos fueron grandes músicos porque Dios los invistió con su Espíritu. Hoy, sólo este mismo Espíritu puede seguir creando hombres y mujeres comprometidos con su servicio.
Director de alabanza: Es, sin duda, la tarea más difícil. A cargo de los cuatro mil levitas músicos (que tocaban en diversidad diferentes instrumentos), y los cantores, y los maestros, y en fin, TODO el programa musical, estaban sólo tres directores Por supuesto, tenían una gran cantidad de auxiliares, pero de cualquier manera, era un trabajo arduo y peliagudo.
En algunos encabezados de los salmos leemos: “Al músico principal”; esto probablemente se refiera al director de cada uno de las veinticuatro bandas en que se dividía el cuerpo musical, de cualquier manera entendemos que existía un músico principal: el director (1 Crónicas 25:6)
Habían —aparte de los directores generales—, otros directores especialistas en cierta parte de la orquesta; diferentes traducciones de la Biblia mencionan a algunos como: el “director de cuerdas”, “al maestro del coro” o “al director del coro”, ”al director de la octava baja” etc. Equivale esto a: “Al músico principal; sobre Neginot” y “Al músico principal; sobre Seminit” (1 Crónicas 15:21; Salmos 4 y 12) Estas palabras, aunque con un significado no bien definido, nos muestran que había músicos principales en diferentes áreas de la orquesta (subdirectores) Nehilot, Gitit, Mut-Laben, etc.
El mínimo de personas de las que un músico instruido se hacía cargo eran alrededor de trece.
* Aplicando esto a los líderes musicales, obtenemos que un director de alabanza bien puede coordinar a un grupo de trece integrantes. Y que si hay la posibilidad, establezca a su vez encargados de cada área —cuerdas, percusiones, instrumentos de viento, teclados y voces—, éstos bien pueden enseñar a la congregación en cada área específica, desempeñando así la función de preparar a los santos para la obra del ministerio.
Como usted habrá notado, en una orquesta (vea el canal 7 del estado de Jalisco), el director COORDINA a TODO el grupo. Vigila que todos y cada uno, entren y salgan en el momento justo. Hace la función de guía, utilizando para esto en ocasiones una vara, sólo sus manos, etc. En la actualidad, los directores pueden guiar al grupo con su voz, un instrumento, y sus manos. * Por lo tanto, es RESPONSABILIDAD del director, que la agrupación camine bien coordinada. * Como ya mencionamos, el programa musical corre a cargo del director. * También como ya hemos citado, debe hallarse técnicamente APTO para fungir como tal, ( 1 Crónicas 25:1)
CONCLUSIÓN:
La verdad es que quede impresionado al percatarme del grado de calidad que Dios solicitó-dio al pueblo. Las frases: “Dios es digno de suprema alabanza”, “Digno de ser en gran manera alabado”, adquirieron un sentido especial para mí. Espero que usted pueda servirse de esto para mejorar su ministerio musical.
En efecto, por todos lados encontramos preparación. Pero espero que no lo tome de una manera equivocada; no se desaliente, recuerde que vimos que había aprendices que se INSTRUÍAN
7
8
mejorando así su ministerio. Lo importante es que usted este en constante aprendizaje, y se supere; Dios es digno. Y, ¿sabe? Él mismo tiene Poder para darle el conocimiento necesario.
...Y estaba yo en el Espíritu, y miré un trono establecido en el cielo, y ahí uno sentado. Su aspecto era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda...
...Los veinticuatro ancianos se postran delante del que esta sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono diciendo: “Señor, digno eres de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas y por tu voluntad existen y fueron hechas...
...Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para nuestro Dios de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios, reyes y sacerdotes y reinaremos sobre la tierra...
...Canten a Jehová, exalten su nombre. Proclamen entre las naciones su gloria, en todos los pueblos sus maravillas. Porque grande es Jehová y digno de suprema alabanza; temible sobre todos los dioses. Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; pero Jehová hizo los cielos. Alabanza y magnificencia delante de Él; Poder y gloria en su santuario...
...Te exaltaré, mi Dios mi Rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. Grande es Jehová y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable. Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos.

INICIO                                                           PREDICACIONES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada